viernes, 7 de junio de 2013

Creo que no había dicho todavía en ninguna ocasión que adoro mi máquina de coser nueva (sí, lo sé me estoy poniendo pesada) pero es que es una maravilla. Me incita todo el rato a probar cosas nuevas y las puntadas de bordado son un auténtico vicio :) 

No lo quiero gafar pero poco a poco va tomando forma el vestido de la graduación. Al final, como me suele pasar, mientras avanzo se me ocurren cosas nuevas, añado y cambio toques en el diseño... y solo os adelanto que estoy muy muy contenta con este.

No hay comentarios:

Publicar un comentario