lunes, 22 de abril de 2013


Ya recuperada del fin de semana aprovecho para enseñaros mis compras en Telas Pedro antes de que se vayan transformando en ropa. Como ya os comenté hacía mucho que yo no me podía pasar por allí y lo encontré todo cambiadísimo, para bien. Han ampliado el local y ahora es inmenso, la cantidad de telas que podréis encontraros... si eres como yo es para ir sin ningún tipo de prisa y  echar la mañana entera mirando telas. Como siempre ellas majísimas atendiendo con una sonrisa en la boca y mucha paciencia independientemente de la gente que haya. El local ha quedado genial y para mi es el paraíso.


Me quedé con la sensación de que se me pasaban cosas geniales que no había visto, porque la verdad es que fui con un poco de prisa y ahora que llegué a casa y cogí lápiz y papel para empezar con los diseños tengo ganas de coger el teléfono y encargar alguna que se me ha quedado allí y algo más de las que he comprado por si las moscas, pero eso ya son neuras de una.  
Que vicio, ya tengo ganas de volver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario