lunes, 27 de mayo de 2013

Cada vez me doy más cuenta de lo afortunada que soy por poder levantarme por la mañana abrir la ventana y ver esto. Me he ido dando cuenta con el tiempo porque de niña lo odiaba...
Esta semana tengo que tomar una decisión muy MUY importante: escoger una máquina de coser. Como ya os he ido contando la mía está fallando cada vez más y aunque la tenga mucho cariño, ha sido mi primera máquina de coser, creo que hace tiempo que merece la jubilación. Volvería a comprarme la misma si tuviese que volver a empezar. En mi opinión, para empezar a coser hay que comprar una máquina decente pero sin pasarse. No te hacen falta medio millón de puntadas diferentes ni mucho menos (es más posiblemente no las vayas a usar nunca) y has de tener en cuenta que al empezar con las máquinas que llevan motor no controlas y hasta que aprendes la máquina sufre bastante. Ahora hay muchos modelos bastante buenos a precios más que asequibles. Pero en mi caso es hora de comprar algo más completo.
Espero decidirme pronto, ya os contaré.

No hay comentarios:

Publicar un comentario